comprometidos 340 millones de dólares
Yucatán y Tamps avanzan en materia de energía eólica
A pesar de las problemáticas territoriales en torno a la construcción de las plantas de energía limpia adjudicadas en la primera subasta de largo plazo de la CFE, empresas en Yucatán y Tamaulipas avanzan en la materialización de sus proyectos, comprometiendo casi 340 millones de dólares en tres parques eólicos.
Acciona Energía inició la construcción de su quinto parque eólico en el país. Foto Archivo: Cuartoscuro

A pesar de las problemáticas territoriales en torno a la construcción de las plantas de energía limpia adjudicadas en la primera subasta de largo plazo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresas en Yucatán y Tamaulipas avanzan en la materialización de sus proyectos, comprometiendo casi 340 millones de dólares en tres parques eólicos.

Con una inyección de 116 millones de dólares, la ibérica-mexicana Aldesa Energía Renovables anunció el arranque de la construcción de los parques eólicos Chacabal I y Chacabal II, con una capacidad conjunta de 60 megawatts.

El proyecto abarcará una zona de 1,200 hectáreas en donde se instalarán 30 aerogeneradores de 137 metros de altura y un diámetro de aspas ensambladas de 114 metros.

Los parques eólicos entrarán en operaciones a mediados del 2018, y estarán ubicados en Suma de Hidalgo, en las comunidades de San Pedro Chacabal, Suma y San Antonio Xiat, en Yucatán, detalló la empresa.

Nueve de los 17 proyectos adjudicados en la primera subasta se ubicarán en Yucatán, que comparada con otras entidades no posee tantos recursos renovables, como radiación solar o potencia del viento. Aun así, los proyectos en esta entidad concentran 38% de la nueva capacidad instalada mediante este proceso, además de 57% de la capacidad eólica.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del estado, 8.7% de la superficie de la entidad está reservada como área natural protegida, lo que sumado a las 1,600 zonas arqueológicas y a los más de 750,000 pobladores indígenas, conlleva la problemática de llevar a cabo construcciones, incluso superficiales, en casi la quinta parte del territorio.

Sin embargo, los proyectos fueron adjudicados gracias a las cortas expectativas de precios de la CFE luego de un ajuste a la baja de 21.9 dólares por megawatt-hora, por la falta de infraestructura en el área, ya que si bien las empresas ganadoras presentaron ofertas de mínimo 37.5 dólares por megawatt-hora; con este ajuste lograron los precios más bajos de la subasta, llegando incluso a 15.5 dólares por megawatt-hora.

Con ello, a los desarrollos eólicos se sumarán otras empresas como Sunpower, Vega Solar, Alarde, Photomeris y Jinko Solar, que firmaron sus contratos con la CFE para añadir una capacidad de 548 megawatts fotovoltaicos en la entidad.

El Cortijo

Con una inversión de 221 millones de dólares, Acciona Energía inició la construcción de su quinto parque eólico en el país —el primero que venderá energía para el suministro nacional mediante el esquema de subasta de largo plazo— el cual se ubica en Tamaulipas y que tendrá una capacidad de 168 megawatts.

El parque El Cortijo comenzará operaciones el 30 de agosto del 2018. Para ello, la firma española detalló que va a generar en promedio 300 empleos anuales durante la construcción, con picos de hasta 600 personas. El desarrollo contará con 56 aerogeneradores, de 125 metros de diámetros de rotor y torres de 120 metros de altura.

Producto de las dos primeras subastas de largo plazo, al 2019, el gobierno previene que 34 compañías de 12 países invertirán 6,600 millones de dólares para la construcción de 52 nuevas centrales de generación en 15 entidades.

La convocatoria para la tercera subasta de este tipo se publicará en abril y estará dirigida también a generadores de energía limpia.

kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de